Origen del Carnaval de Cádiz

El carnaval es una fiesta que se remonta a la Edad Media. Existen varias informaciones acerca del origen de su nombre. Según los católicos, el nombre proviene de carne-levare, que significa “abandonar la carne" (lo cual justamente era la prescripción obligatoria para todo el pueblo durante todos los viernes de la Cuaresma) o bien el origen pagano de una celebración en la que se ofrecía carne al dios Baal (carna-baal) en una fiesta donde todo vale.

En Cádiz se tiene constancia del carnaval desde el siglo XVI, donde existe documentación acerca de unos trabajadores que se negaban a realizar su trabajo en la construcción por el hecho de coincidir con estas fiestas. También se expone que en tiempos de Carnaval, las gaditanas arrancaban las flores de las macetas para lanzárselas unas a otras a modo de broma.

El Carnaval de Cádiz tomó claras influencias del Carnaval veneciano y del genovés, ya que, buscando un lugar bien comunicado con África se afincaron sus comerciantes en nuestra ciudad, por ello hoy podemos escuchar apellidos que nos parecen tan gaditanos como los de Paoli, Bianchi, Soprani o Rossety. En ellos, tiene su origen el uso de los antifaces, caretas, serpentinas, los papelillos (confeti), elementos que se asimilaron del Carnaval italiano, al igual que los personajes típicos de la Commedia dell'Arte: Colombina, Arlequin y Pierrot, disfraces sin los cuales no podríamos entender hoy nuestros Carnavales.

Por otra parte, en el siglo XVIII se reiteran frecuentemente las órdenes intentando desterrar el Carnaval. En 1716 se prohibieron los bailes de máscaras por orden de la Corona, prohibiciones que se repitieron a lo largo de todo ese siglo. A pesar de todo, existen testimonios que pueden confirmar que el desacato de las órdenes era bastante notable.

A lo largo de los siglos XIX Y XX el Carnaval estuvo influenciado por los distintos gobernantes del país, con sus correspondientes prohibiciones y restricciones pero ya a finales del siglo XX apareció el Carnaval que hoy en día conocemos, el Carnaval en libertad y democrático. A partir de entonces el Carnaval de Cádiz no ha hecho otra cosa más que crecer y hacerse cada vez más y más conocido, gracias a sus disfraces, sus concursos y sus cabalgatas.

Si queréis saber más del carnaval de Cádiz, como el funcionamiento del concurso que se realiza, sus fiestas en las calles de la ciudad o los distintos disfraces que se usan, sólo tenéis que seguirnos y podréis saber cuándo hay un nuevo post en el blog.