Centro de Interpretación del Teatro Romano de Cádiz

El Centro de Interpretación del Teatro Romano de Cádiz abrió sus puertas al público el pasado mes de mayo. Este centro ofrece una visión completa del yacimiento y del contexto histórico de este teatro.

El Teatro Romano de Cádiz fue construido en el siglo I a.C, por encargo de Lucio Cornelio Balbo 'El Menor', como parte del urbanismo de la nueva ciudad romana. Por eso, es considerado como el más antiguo y el segundo más grande de los edificios de este tipo conservados en España.

Sobre los restos de este teatro se asentó el núcleo de la ciudad medieval, conocido hoy como barrio de El Pópulo.

El Centro de Interpretación del Teatro Romano se organiza mediante una serie de maquetas, imágenes, planos, material arqueológico y otros elementos a lo largo de cinco salas. Uno de los contenidos fundamentales son las maquetas que ilustran con fidelidad tanto el estado actual del sector excavado del teatro como la restitución de las partes desaparecidas o aún pendientes de excavar. El recorrido expositivo finaliza con la proyección de un audiovisual que ofrece una recreación virtual del edificio tal como fue en sus orígenes.

Está previsto que a lo largo de 2015 se pueda acceder directamente a una parte del Teatro Romano desde el centro de recepción, concretamente a los vomitorios, a través de la Posada del Mesón, inmueble colindante y situado sobre los restos arqueológicos.

El Teatro de Cádiz tiene ciertas características que lo diferencian del resto de teatros romanos hallados hasta la fecha, como son:

- Es de los teatros más grandes. El diámetro de su cavea es de más de 120 metros, por lo que su aforo sería alrededor de unos 20.000 espectadores.

- Es el teatro más antiguo entre los conocidos hasta ahora de la Península.

- Es de los pocos edificios públicos de la Hispania Romana que personajes tan relevantes como Cicerón o el historiador griego Estrabón mencionan en sus obras.